lunes, 23 de mayo de 2016

7 ACTITUDES QUE LA CIENCIA ASEGURA NOS HARAN MAS FELICES

En los últimos años, la ciencia ha determinado que ser felices no depende exclusivamente de lo que hagamos. Los genes representan alrededor del 50% de lo que define la felicidad, el otro 50 lo determinan la circunstancias, el medio ambiente, el estilo de vida, los comportamientos y los pensamientos. 

LAS 7 CLAVES PARA SER FELIZ
¿Qué podemos hacer?
La ciencia también tiene una respuesta para eso. Aparte de la comida, el descanso, el refugio y el sexo, los requisitos básicos fundamentales para la supervivencia y la felicidad, la ciencia apunta a las actitudes que tomemos ante la vida. Veamos las siete actitudes que los últimos hallazgos científicos determinan como “esenciales” para la búsqueda del “Santo Grial”: nuestra felicidad.

1- Conexión, autonomía y maestría
Después de la alimentación, el sueño y la vivienda, algunos psicólogos creen que hay otros tres requisitos para la felicidad. Raj Raghunathan, profesor de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, y autor del libro “¿Si usted es tan elegante, por qué no está feliz?”, describió en un artículo publicado en la revista Psychology Today, que la primera es la conexión social, o el “sentido de pertenencia”. “La sociedad occidental a menudo favorece el individualismo y la independencia - ambos de los cuales son importantes para la identidad y la autoestima - pero al final del día si no se tiene amigos o familia con quienes compartir su vida puede ser la diferencia entre sentirse satisfecho y contento. Si desea pertenecer al grupo más feliz, la pertenencia no es un lujo: es una necesidad”, escribió Raghunathan. De hecho, los estudios han demostrado que la soledad puede ser tan perjudicial para la salud como una dolencia física.

El segundo requisito que nombra Raghunathan es el de convencernos que somos buenos en lo que hemos elegido para hacer en nuestras vidas. Por ejemplo, nuestra profesión. “Tener un sentido de dominio en nuestra vida es importante”, sentencia.

En tercer lugar, la autonomía y la libertad - la sensación de tener el control sobre nuestro propio destino en la vida - son requisitos para la felicidad.

2- No compararse con los demás
Un estudio publicado en 2013 en The New York Times estableció que quienes no dejan de compararse con los demás tienden a sentirse inferiores y a asumir cargas que, en ocasiones, no les corresponden. Cuando uno no se compara con sus compañeros, por ejemplo, se disfruta más del trabajo. “Es por eso que hay que centrarse en hacer las cosas que disfrutamos de forma natural - en lugar de compararse con los demás con la esperanza de ser superior o trabajando hacia una meta sólo por los resultados - traerá más felicidad en el largo plazo”, explicó Raghunathan en una entrevista a diario The Atlantic.

Igual ocurre en otros ámbitos, como el familiar. Cuando uno pone el foco en los demás y no en uno mismo, los objetivos se hacen más difíciles de alcanzar según avanza el tiempo y las posibilidades de fracaso aumentan.

3- Fingir... hasta que se consiga
A veces la felicidad es realmente una opción: la decisión de ser feliz puede mejorar el estado de ánimo, y hace la batalla mucha más sencilla. Una investigación de la Universidad de California, en Estados Unidos, demostró que una simple sonrisa puede tener un impacto significativo en el estado de ánimo, la confianza, y la perspectiva.

4- Valorar el tiempo por encima del dinero
“El dinero puede traer la felicidad en cierta medida, al contribuir a la autonomía, pero al final del día, el tiempo termina siendo más importante que el dinero”, explica Raghunathan.

Un estudio del departamento de psicología de la universidad British Columbia, publicado este año, encontró que las personas que valoran su tiempo mantienen la felicidad más de los que ponen más énfasis en hacer dinero. “Después de cierto punto, todos tenemos que dejar a un lado esas horas extras de trabajo y en su lugar utilizarlas para pasar tiempo con la familia y amigos, o en las pasiones que nos gustan”, sentencia Raghunathan.

5- Desconectarse un poco
“Romper con la rutina nos hace más feliz”, dice Raghunathan. Un estudio publicado en 2015 asegura que simplemente cerrando la sesión de nuestras redes sociales una semana, aumenta los niveles de felicidad, reduce el estrés y mejora la capacidad de sentirse presente en el momento.

6- Recordar tiempos felices
“Centrándonos en las pasiones que más nos gustan, en lugar de buscar la fama o el dinero, va en línea con la idea de fomentar la fuerza interna y el carácter en lugar de buscar la validación externa”, comenta Raghunathan.

Un reciente estudio realizado por la Universidad de Liverpool sugiere que podemos construir esta fuerza interior mediante el fomento de pensamientos y sentimientos positivos, que a su vez desarrolla la capacidad de recuperación frente a trastornos psicológicos. Una forma sencilla de mejorar los pensamientos positivos es recordar los momentos felices, según los investigadores.

7- Descubrir el lado creativo
Según un estudio elaborado por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, enfocar las energías en el “lado” más creativo es “la clave definitiva para la felicidad”. “Escribe, crea algo. En definitiva, intenta sacar un rato para poner tu perfil creativo a trabajar. No hace falta hacer una novela, pero escribir ayuda”, determinó Csikszentmihalyi.

Suscripción por correo electrónico